¡Rompamos los mitos! 5 consejos claves sobre el cuidado capilar

¡Rompamos los mitos! 5 consejos claves sobre el cuidado capilar

Todas en algún punto de la vida nos hemos sentido abrumadas con el cabello. Así como la piel, el cabello es un universo complejo de entender, tiene sus días de mucho frizz, otros días de no tener forma, y la única solución es esconderlo tras bambalinas en una cola, rollito, o cualquier elástico que permite disimular el desastre capilar con el que padecemos. Es un hecho que tener malos días de pelo, influye en nuestro estado de ánimo. Esta premisa la confirma un estudio realizado por la Universidad de Yale. Tener el cabello fuera de lugar, baja nuestra autoestima, nos hace menos sociables, menos determinantes, e inseguras, es como si el cabello tuviera poderes mágicos y cuando se desconecta de su ser, nos hace la vida de cuadritos. 

¡Si te identificas! Este artículo es para ti… Conoce el secreto para tener un cabello que nos reafirme lo hermosas que somos, sin embargo, no todo es magia, la constancia, los buenos hábitos y cuidados hacen que nuestra melena, pueda tener ese brillo, fuerza y manejabilidad que deseamos. 

La salud capilar es la solución a todos nuestros problemas.

Al trabajar el cabello desde el interior podemos asegurar que este sea fuerte y sano, puesto que no solo podemos ver al cabello como un símbolo de belleza, sino entender también que es una extensión de nuestro cuerpo que cumple una función biológica, como la de protegernos frente a agentes externos y posibles contaminantes, de esta forma evitar enfermedades como la caspa, o cuadros de seborrea que es la producción excesiva de grasa, y finalmente lo que todos tememos, la caída de cabello o alopecia. Así que si queremos evitar estas enfermedades, te invitamos a tomar conciencia de la importancia de su cuidado y adoptar hábitos que te harán lucir hermosa siempre. 

Usa shampoo para el cuidado capilar

¡Dile adiós a esos malos días de cabello!

Empieza por estos pequeños pasos y notarás la diferencia. 

 

  • Peina tu cabello siempre antes de bañarte: esto ayudará que el proceso de lavado sea más efectivo, porque el shampoo podrá distribuirse mejor entre las hebras. Adicional, peinar el cabello en seco lo fortalece y previene la rotura, y, por lo tanto, después del baño, se puede desenredar mucho más fácil.
  • Evita lavar diariamente tu cabello: muchas dicen, NO, no puedo pasar un día sin lavarme el cabello. Realmente es justo y necesario, el cabello necesita recuperar su grasa natural, cada vez que lo sometemos a un proceso de limpieza, estamos barriendo sus lípidos naturales, y esto puede tener consecuencias más negativas que positivas, empeorar la producción de grasa, hacerlo más débil, y promover más rápido su caída. Intenta por lo menos lavarlo un día de por medio.
  • Humedecerlo bien cuando se va a lavar: asegúrate de que el cabello quede completamente humedecido para que cuando apliques el shampoo, este pueda penetrar y hacer su proceso de limpieza eficiente.
  • Usa acondicionador: usa un acondicionador adecuado para ti, siempre de medias a puntas, y retíralo completamente o parcialmente, según el cabello que tengas. Las hebras necesitan lubricación y generar un balance de cargas para que se pueda dar ese efecto antiestático, de suavidad y acondicionamiento para lograr desenredar y peinarlo mejor, sin inducir a fracturas o rompimientos. 
  • Nunca desenredes el cabello, recién sales de la ducha:  está muy débil a nivel interno, porque está mojado, por lo tanto, peinar en este punto es romperlo y estimular la caída del mismo. 
  • Exfoliar el cuero cabelludo o resetearlo: hacer una limpieza profunda del cuero cabelludo, permite que respire y pueda trabajar desde la raíz. 
  • Usar siempre termoprotectores y selladores de puntas: cada vez que usemos eléctricos, para proteger el cabello de la exposición al calor y fuertes temperaturas, que pueden maltratarlo. 
  • Masaje capilar: procura usar la yema de los dedos o ayudarte con un cepillo estimulador, para masajear suavemente el cabello cada vez que se vaya a lavar, o aplicar tratamientos específicos de cuero cabelludo (Ej: shots, serums, mascarillas, tónicos entre otros.) No ejercer mucha presión. 
  •  

    conoce los beneficios de usar shampoo en tu cabello

     

  • Retira humedad: es importante retirar exceso de agua para proceder a peinar el cabello, de esta forma no se fragiliza. Adicional, usar secador para acelerar el proceso de secado y con eso evitar la proliferación de bacterias que pueden alterar la salud del cuero cabelludo. 
  • Dale nutrientes al cabello y corta sus puntas cada 2 o 3 meses: el cabello también puede fortalecerse desde la alimentación, incluir ingredientes que trabajen desde adentro, irrigando mayor flujo sanguíneo al cuero cabelludo, transportando vitaminas y nutrientes, pueden hacer que el cabello se vuelva más resistente, tenga más brillo y vida. Adicionalmente, tener una rutina de corte frecuente en las puntas, también le devuelve su vitalidad
  •  

    Entre tanta oferta de shampoo que hay en el mercado ¿Cuál es el adecuado?

    Si hay un producto que no nos puede faltar, es el SHAMPOO, CHAMPÚ, SHAMPÚ, de la forma en que se escriba, en el idioma que sea. Es un producto indispensable en el cuidado e higiene del cabello. Tod@s hemos sufrido por la limpieza de nuestro cabello, saltamos de marca en marca, probamos el que nos hidrata, el que promete la fuerza para evitar la caída, los de limpieza profunda, y así nos ahogamos en un mar de productos para lavar el cabello. 

    pregunta por el shampoo disponible en nuestra tienda online

    Aquí te vamos a enseñar la importancia de escoger un buen shampoo, y cuáles son los indicados para tu tipo de cabello.

    El shampoo debe ser tu compañero perfecto en el baño, no solo evitará que tu cuero cabelludo tenga problemas de higiene, sino que también ayuda a estimular el crecimiento, exfolia la acumulación de células muertas, disminuye la formación de caspa, y mejora la producción de sebo. Su función principal es LIMPIAR, pero esta limpieza debe ser la adecuada según el tipo de cuero cabelludo que se tenga, si nuestro cabello es seco y usamos un SHAMPOO DE LIMPIEZA PROFUNDO y lo usamos a diario y observamos que el cabello queda áspero, ese SHAMPOO, no es el INDICADO. 

    Lo primero que debemos hacer es identificar en qué condiciones está nuestro cabello y cuáles son sus necesidades.

    • Si nuestro cabello es graso, debemos buscar shampoos de limpieza profunda, evitar los shampoo con sulfatos en la limpieza diaria. Úsalos una vez a la semana y alterna con un shampoo que sea sin sulfatos y tenga un excelente poder limpiador. 
    • Si nuestro cabello es normal, podemos usar shampoos a base de sulfatos, hidratantes, para prevención de caída y de uso diario. 
    • Si el cuero cabelludo es sensible, lo mejor es usar un shampoo medicado con activos como zinc, urea, ácido salicílico, caléndula, entre otros ingredientes que sean especiales para proteger el manto lipídico del cuero cabelludo. 
    • Si nuestro cabello es seco, es ideal buscar shampoo con aportes de hidratación, que contengan siliconas, polímeros catiónicos, o elementos suavizantes y que su nivel de limpieza no sea tan fuerte.

    Así que cuando compres un shampoo, revisa muy bien, cuál es la necesidad que buscas, estudia los ingredientes que te ofrece el mercado y prueba algo innovador que te garantice los mejores resultados.

    Tienda online PYT

    Artículo anterior
    Siguiente post