Mujer feliz auto superándose

Historias que dejan huella

 

Tardarás 5 min leyendo esto

 

Hoy nos sumergimos en unas hermosas historias de superación que han dejado huella profunda no solo en nuestros espacios, sino también en nuestros corazones.

 

Mujer feliz superándose

 

Primero les cuento acerca de Joa, nuestra capacitadora, que su amor por PYT va tiempo atrás, cuando todavía estábamos en una de nuestras burbujas, donde una amiga de ella le enseño a usar nuestras herramientas para hacerse las ondas que soñaba, ya que por su cabello largo y grueso nunca le quedaban bien y con PYT encontró su mejor aliado.

 

 Capacitaciones estilismo

 

En las capacitaciones que se le dan de manera gratuita e ilimitada a todo el que compra una de nuestras herramientas, es que Joa y Frank (nuestro estilista de cabecera 💁🏽‍♂️) han conocido muchas historias de motivación en donde tanto ellos como las alumnas no solo comparten y se retroalimentan, sino que se apoyan y enseñan entre sí.

 

Capacitaciones Frank PYT

 

A nuestras capacitaciones entra todo tipo de personas, como una chica de 20 años que nunca había usado una plancha y a medida que aprendía se sentía más empoderada y linda, como profesionales de la belleza tales como estilistas que también quieren compartir sus conocimientos, o maquilladoras que buscan aprender a peinar el cabello para complementar su portafolio.

 

Mujer arreglando su cabello

 

No obstante, también llegan unas más especiales que nos marcan. Una de ellas fue una chica sordo muda que quería aprender, por lo que contratamos una traductora que nos enseñara, lo que nos impulsó a empezar a trabajar con una fundación de personas sordas y como aprendimos de ellos que somos nosotros los no tenemos la capacidad para poder comunicarnos con ellos.

 

Conversación con personas sordas

 

También hubo una mujer que solo tenía una mano y con ella aprendió como tomar el cepillo secador, hacer los giros y darle volumen, o una chica que mientras estaban en la capacitación, su mamá le iba poniendo la mano en donde Joa iba dictando y después de detallarla bien, descubrió que era invidente pero igualmente prestaba atención y se reía, se sentía hermosa aún sin verse y ponía ante todo, la mejor actitud.

 

Mujer invidente contenta

 

Estas, como muchas otras historias, nos ensañan a superarnos y seguir intentándolo hasta lograrlo, porque así como transformamos vidas, también las tocamos a través de nuestras acciones.

 

Mujer auto superándose

 

¿Ya escuchaste nuestro podcast? Escucha este y otros episodios en nuestro perfil de Spotify. Episodio de esta semana:

 

¿Tienes alguna otra historia que nos quieras contar? ¿Alguna vez has entrado a una de nuestras capacitaciones? Cuéntanos en los comentarios.

Artículo anterior
Siguiente post